Tecnicas De Restauracion De Muebles Antiguos

Técnicas de restauración de muebles antiguos

Cuando tenemos en nuestro hogar muebles que tienen mucho tiempo y han pasado por accidentes en la casa como manchas, agua y una gran cantidad de problemas, podemos creer que ya su vida útil ha terminado. Nosotros te desvelaremos algunas de las técnicas de restauración de muebles antiguos.

Las mejores técnicas de restauración de muebles antiguos

Es muy común que un mueble por el paso del tiempo se empiece a deteriorar, esto puede deberse a falta de mantenimiento o simplemente por el paso del tiempo, y se pierda la belleza que tuvo en sus inicios

Así que una manera de recobrar la belleza de la pieza es poniendo manos a la obra, utilizar toda tu creatividad y restaurar tu mueble antiguo.

Si no está en nuestras posibilidades comprar un mueble nuevo, tiene un gran valor sentimental para ti o el modelo de tu mueble te encanta, tienes la alternativa de hacerle una restauración dependiendo del estilo, modelo y tiempo de antigüedad que posea.

Te daremos algunos consejos, métodos y maneras de cambiar tu mueble antiguo y conseguir un estilo muy actual con estas técnicas de restauración de muebles antiguos.

La limpieza del mueble

  • Uno de los primeros pasos para restaurar un mueble antiguo es la limpieza que hay que darle para poder iniciar el proceso.
  • Va   a ayudar a quitar el polvo y la suciedad que puede tener la pieza, con el uso de un trapo humedecido en agua, agregar un poco de jabón neutro y dejar secar bien la superficie.
  • Debes hacer énfasis en la limpieza de los lugares más difíciles, como las esquinas y las molduras, en estos lugares te puedes ayudar con un cepillo de cerdas duras mojado en algún disolvente. Posteriormente, hay que eliminar el barniz o la pintura de la pieza para dejarla completamente limpia, para terminar con la limpieza y que tenga un gran acabado puedes usar una lija.
  • Un error bastante común, sobre todo entre las personas que están restaurando un mueble por primera vez, es utilizar el papel de lija de manera directa con la madera, la recomendación y la mejor manera de utilizar el papel de lija es rodearla con un taco de madera para un mejor resultado.
  • A parte, es importante saber que hay diferentes grosores en el papel de lija y su uso va a depender que tan deteriorado se encuentre el mueble, si solo debes hacer un lijado suave para el final de la limpieza lo mejor es buscar una lija suave.

Reparación de golpes y fisuras

  • Si el mueble posee fisuras no muy grandes, hay un truco que puedes realizar para que estas desaparezcan, como un pañuelo mojado en leche o agua caliente lo colocas en el área de la fisura y lo sujetas con una cinta por un par de horas.
  • Una alternativa dirigida principalmente para las hendiduras más grandes, es el uso de cera natural o masilla, con esto podrás minimizar los detalles como rasgaduras o imperfecciones, el proceso es con una espátula y después debes lijar el área, esta operación puedes repetirla hasta que ya no se vea la hendidura.

Puertas, cajones y cerraduras avejentados

  • Un factor común que le da un aspecto más anticuado y desagradable a los muebles es cuando tienen las puertas desniveladas, las cerraduras averiadas u oxidadas.
  • Podría parecer un trabajo arduo, pero con un par de herramientas podrás acomodar tu pieza  de manera sencilla y dejarla como nueva.

Puertas y cajones

  • Cuando la puerta de nuestro mueble se encuentra descolgada, lo mejor que se puede hacer es colocarle una nueva bisagra y más grande, para que tenga un mejor ajuste en el espacio, otra alternativa es utilizar cola rápida para pegar las bisagras y utilizar jabón o lija en caso de que los cajones no se deslicen de manera correcta.

Cerraduras

  • Si tienes cerraduras de bronce, fácilmente pueden ser limpiadas con agua y jabón, puedes mojarlas con un poco de aceite y frotarlas con un cepillo de cerdas suaves, para logran un acabado ideal. Cualquier otro metal puede ser limpiado con refresco de cola y vinagre.

Nueva tapicería y barniz

  • En caso de que la tela no se encuentre tan deteriorada y pueda usarse, solo debes quitarla con cuidado y enviarla a la tintorería para que le hagan una limpieza completa y quede como nueva.
  • Para volver a ponerla, debes utilizar una grapadora especial para tapizar y en el caso de no utilizar la tela original, puedes crear una plantilla y hacer el mismo procedimiento para tapizarlo.

Para darle el mejor acabado y que quede como un mueble nuevo, uno de los pasos finales es el barniz, aplicándole una capa y dejándola secar por 24 horas tendrás un resultado increíble.

Esperamos que estas técnicas de restauración de muebles antiguos te hayan sido de utilidad.

¿Necesitas restaurar tus muebles antiguos? Cuenta con nosotros
Restauración de antigüedades Arahart

Abrir chat